Ahorro que suma
Cada kWh que ahorra es dinero adicional en su cuenta de resultados
empiece a ahorrar
Descargue aquí los últimos informes del mercado energético.
nuestros servicios
Monitorización y telecontrol

Los sistemas de monitorización tienen por objeto proveer información sobre parámetros energéticos de una instalación, edificio, industria… para la optimización de la gestión de los consumos energéticos. Hablamos de telecontrol cuando el sistema permite la actuación sobre la instalación monitorizada de forma remota. La monitorización nos permite tomar conciencia sobre los consumos y la información que aporta es la base de la gestión energética. El telecontrol nos permite operar sobre las instalaciones y equipos a fin de optimizar los consumos.

Saque el máximo partido a los datos

Nuestro sistema de monitorización se conecta directamente a su caja de distribución, brindándole datos en tiempo real sobre el consumo, lo que le permite:

  • Tomar decisiones más inteligentes sobre el uso que hace de la energía.
  • Reconocer patrones anormales de uso de energía, señalando problemas potenciales de los distintos equipos.
  • Calcular su factura energética, lo que le permite ver el impacto del uso de energía en su cuenta en tiempo real.

Mida y verifique el ahorro de energía de acuerdo con el protocolo IPMVP

Ahora que ha elaborado el plan, se le solicita que garantice ahorros y que mida los resultados con precisión, ya sea dentro de EPC o dentro del sistema de gestión de energía ISO 50001.

Nuestro módulo de M&V permite rastrear fácilmente los ahorros, el ROI y el CO2 en línea con el protocolo IPMVP. Concretamente, permite crear modelos de consumo utilizando múltiples variables (opciones A, B y C de IPMVP). Ofrece la precisión de las herramientas más exactas con la ventaja de que realiza esta operación dentro de la plataforma de administración de energía. No es necesario ser un experto, ya que es muy intuitivo y puede ser utilizado por cualquier gestor de energía.

nuestros servicios
Preguntas frecuentes

Hemos elaborado una sección de preguntas frecuentes a modo de guía sobre lo que un sistema de monitorización y telecontrol puede hacer por su empresa.

Sistemas de monitorización y telecontrol

¿Para qué sirve una plataforma de gestión energética?

Le muestra la información almacenada por sus dispositivos de medición energética, de proceso y de entorno, y le ofrece un conjunto de funciones que le permiten gestionar de forma sencilla los consumos energéticos de su organización o empresa, desde la monitorización hasta el control remoto.

¿Qué es un sistema de monitorización energética?

Un sistema de monitorización energética es una herramienta informática que sirve para llevar un seguimiento exhaustivo, in situ o de forma remota, de los consumos energéticos de una instalación a fin de mejorar su eficiencia energética.

¿Qué ventajas añadidas tiene un sistema de telecontrol sobre un sistema de monitorización energética?

Un sistema de telecontrol aporta un valor añadido a la monitorización en tanto que permite manipular las instalaciones de forma remota tras detectar, mediante la monitorización de los parámetros principales, posibles fallos, fugas o mal funcionamiento de las mismas, o simplemente en el caso de querer hacer cambios en los horarios o los formatos de operación.

¿Qué utilidades tiene la monitorización?

Entre todas las utilidades de la monitorización, las más importantes en el ámbito energético son:

  • Determinar consumos energéticos específicos
  • Asignar costes energéticos a la unidad de producto
  • Determinar la eficiencia de los equipos e instalaciones
  • Identificar potenciales de mejora, así como desajustes de los equipos
  • Controlar la eficiencia de las acciones implementadas
  • Posibilidad de reducción de la factura eléctrica por control de la energía reactiva y por control exacto de las cargas durante períodos de interrumpibilidad
  • Obtención de la curva de consumo de la planta e identificación de picos de demanda, lo que puede ser utilizado para los procesos de negociación o compra de energía, o para reducir el término de la potencia fija contratada

¿Qué parámetros se pueden monitorizar?

Se pueden monitorizar todos los parámetros que el sistema permita medir, bien sea a partir de sondas o parámetros de elementos de medida. Por ejemplo:

  • Temperaturas: impulsión y retorno de las máquinas de producción de frío/calor y de los colectores o depósitos de inercia que haya, ambiente exterior, ambiente de los espacios del edificio, etc.
  • Estados marcha-paro: máquinas de producción de frío/calor, bombas de recirculación, válvulas, etc.
  • Presiones: máquinas de producción de frío/calor, colectores, depósitos, climatizadores, fancoils, etc.
  • Alarmas: flujos, presiones, temperaturas, etc.
  • Potencia activa: máquinas de producción de frío/calor, cuadro general de climatización, cuadro general de red, cuadro general de grupo, etc.
  • Energía activa: máquinas de producción de frío/calor, cuadro general de climatización, cuadro general de red, cuadro general de grupo, etc.
  • Parámetros ambientales: humedad, luminosidad, presencia, concentración de CO2, etc.

¿Sobre qué parámetros se puede actuar con un sistema de telecontrol?

Se puede actuar sobre cualquier parámetro de instalación que sea automatizable y controlable, por ejemplo los marcha-paro de las máquinas y sus componentes, regulación de su carga, apertura-cierre de válvulas y compuertas, conexión y regulación de alumbrados, marcha-paro de bombas de recirculación, regulación de variadores de frecuencia, modificación de consignas, marcha-paro de fancoils y climatizadores, control de alarmas, etc.

¿Qué factores influyen en el precio de un sistema de monitorización y telecontrol?

Algunas variables que suelen influir en el precio de los proyectos son:

  • “Agnosticidad” de la solución propuesta: algunos sistemas de monitorización permiten conectar dispositivos de diversos fabricantes y marcas, por lo que la empresa puede aprovechar los sensores o contadores que ya tiene instalados.
  • Escalabilidad: los sistemas que pueden crecer a medida que la empresa crece (permiten la conexión de más dispositivos) suponen un ahorro para el cliente.
  • Conectividad: dependiendo de las dimensiones y las características de la empresa, la solución más económica pasará por un tipo de conectividad u otro: cable, WiFi, radiofrecuencia, telefonía…
  • Recurrencia de costes: determinados software de gestión y determinadas formas de conexión (por ejemplo, dispositivos conectados a través de móvil: GPRS, 3G…), tienen una cuota de pago mensual, que debe tenerse en cuenta a la hora de calcular el precio del proyecto.

Soy una PYME del sector terciario con recursos limitados. ¿Cómo puedo aprovechar la monitorización y telecontrol con el menor coste posible?

En general, los proyectos de monitorización para la empresa no representan un coste, sino una inversión. Lo habitual es que el ahorro obtenido sea superior al precio de la instalación y mantenimiento de dichos sistemas durante su vida útil.

La principal característica de las soluciones de monitorización es su adaptabilidad a las distintas necesidades de las empresas y las diferentes posibilidades de inversión:

  • Existen soluciones de monitorización de contador de compañía muy asequibles que, con un coste mínimo, permiten obtener datos muy valiosos para un primer análisis de gestión energética.
  • Hay soluciones de submetering eléctrico y otras sondas de medida para un análisis más profundo de las instalaciones y detección de las oportunidades de ahorro.
  • Las soluciones de telecontrol o Integración de diferentes sistemas de control, tales como Scada, BMS, etc., en general necesitan mayor inversión y un estudio particularizado para cada instalación.

Ventajas de implantar un sistema de monitorización y telecontrol

¿Qué ventajas aporta un sistema de monitorización y telecontrol?

La principal ventaja de un sistema mixto de monitorización y telecontrol es la facilidad y rapidez con las que se obtiene información de una instalación y su posterior manipulación. Con ello se puede derivar un importante ahorro energético y por tanto económico, además de una reducción en los tiempos de gestión.

¿Quién puede ser usuario y acceder a un puesto de control? ¿Cómo se hace?

Normalmente, las personas que acceden al sistema de control son: el técnico de mantenimiento del edificio, la dirección del centro, la empresa encargada de la eficiencia energética y la empresa encargada del mantenimiento del edificio, en caso de que sea un servicio externo. Los sistemas de control disponen de paquetes de licencias que vienen incluidas en el precio de la implantación del sistema, generalmente son de 5, 10, 25, 50 usuarios, siendo la simultaneidad también por paquetes. Los usuarios acceden al puesto de control de dos maneras: in situ o de forma remota, mediante una dirección IP, una conexión a escritorio remoto, una aplicación de acceso remoto, etc.

¿Qué tipo de ineficiencias se pueden detectar?

Estos son algunos de los casos que se pueden detectar:

  • Dimensionado incorrecto de la potencia contratada o los periodos tarifarios basándose en el cálculo del maxímetro.
  • Consumos residuales o basales no deseados.
  • Consumos fuera de horarios.
  • Desajuste de los “set point” de los sistemas de climatización.
  • Funcionamiento incorrecto de las baterías de condensadores.
  • Desajuste de los “set point” de los sistemas de climatización.
  • Desequilibrio de fases / cargas.
  • Presencia de armónicos, etc.
  • Alarmas en las instalaciones.
  • Filtros sucios.
  • Fallos de conexión.

¿Cómo se pueden subsanar las deficiencias encontradas?

  1. Dimensionado incorrecto de la potencia contratada: los sistemas de monitorización y telecontrol permiten controlar los picos de consumo y ayudar a repartir las cargas a fin de no superar la potencia contratada. Además, la monitorización permite determinar cuál es la potencia óptima que se debe contratar para pagar lo mínimo sin tener problemas de suministro.
  2. Consumos latentes no deseados: a menudo se pueden evitar los consumos basales o residuales. Es importante averiguar de dónde salen o a qué equipos son debidos. A veces, el personal de mantenimiento olvida apagar máquinas, cerrar válvulas, etc. Esto se puede detectar revisando el sistema de control o los cuadros de mando. Otras veces puede pasar que los sistemas tengan fugas. En estos casos, las máquinas consumen más que en funcionamiento normal. Para ello es necesario realizar una inspección minuciosa de tuberías, válvulas, etc.
  3. Consumos fuera de horarios previstos: es necesario revisar los sistemas de control por si el control no está funcionado correctamente y no apaga las máquinas, o por si se han descuadrado los horarios. Es importante revisar todos los consumidores de energía para descartar posibles funcionamientos incorrectos.

¿De qué manera se pueden recibir las alarmas de la instalación o de consumos?

Es importante estar pendiente de las alarmas que generen las instalaciones porque un mal funcionamiento puede provocar un consumo excesivo y por tanto ineficiencia en el edificio o un deterioro de las máquinas y sus componentes, lo que conlleva un aumento de los gastos del edificio. Las alarmas que se generen en una instalación pueden ser enviadas automáticamente al cliente por distintos medios como pueden ser SMS, email, llamadas telefónicas, pantallas de control, etc.

¿Qué actuaciones se puede llevar a cabo con este tipo de sistemas?

Algunos ejemplos de actuaciones que se pueden llevar a cabo con estos sistemas son:

  • Encendido de equipos de climatización al activarse un detector de presencia.
  • Generación de alarmas (por SMS, correo electrónico, etc.) cuando se apaga o enciende una determinada máquina.
  • Generación de alarmas cuando la temperatura supera o cae por debajo de un valor determinado.
  • Activación de humidificadores o deshumidificadores en función de la humedad ambiental.
  • Monitorización de sistemas de baterías de emergencia para que se enciendan en caso de interrupción del suministro eléctrico.
  • Avisos de la hora de encendido y apagado de los ordenadores de una oficina.
  • Avisos cuando el consumo se dispara (por ejemplo, consumo de agua por rotura de una tubería).
  • Bajada o subida de las persianas en función de la luminosidad, temperatura, hora…

Los ejemplos son innumerables. En general, cualquier variable que se pueda medir digitalmente, se puede monitorizar.